Rafael Ruiz

Mecánico desde niño, trabajó durante catorce años como tal, fué adquiriendo propiedades hasta hacerse con su propio concesionario Nisan,

Después de haber sido cazador durante mucho tiempo, cambió su manera de ver la vida, dejó su arma a un lado y empezó su nueva vida comprometida con el amor de los animales.

A los treinta años, compró su primera yegua de seis años de edad y desde entonces la ha cuidado hasta el día de hoy y aumentado su familia animal hasta tener su propio centro equestre con actividades para todo tipo de personas a las que le gusten los caballos